Papito – ¿Cuánto ganas por hora?

Hay ocasiones que por motivo de tanto trabajo u obligaciones nos olvidamos de ciertos detalles que no deberíamos dejar pasar, una de esa es la familia y sobre todo para los que tenemos hijos. La palabra “no tengo tiempo” son palabras muy sonadas en este tipo de situaciones, para esto una pequeña historia de que podría conllevar esta respuesta ..

El padre de familia después de una jornada larga de trabajo llegó a su casa, cansado de todo lo que paso en el día solo se disponía a descansar, sentado en su sillón, en ese momento un niño (su hijo) le preguntó a su padre:

¿Papi, cuánto ganas por hora? Así, con voz tímida y ojos de admiración, un pequeño lo recibía al término de su trabajo.

El padre miró con rostro algo serio al niño y repuso: —Mira, hijo, esos datos ni tu madre los co-noce, no me molestes que estoy cansado.Pero, papi —insistía—, sólo es una pre-gunta: ¿cuánto ganas por hora? La reacción del padre esta vez fue menos severa y contestó:

Bueno, hijo, pues $ 10.000 la hora. — Papi, ¿me podrías prestar $ 5.000? —pre-guntó de inmediato el pequeño.

El padre montó en cólera y tratando con brusquedad al pequeño le dijo:

¡Así que era esa la razón de saber lo que gano! ¡Vete a dormir y no molestes, muchacho aprovechado!

Al caer la noche, el padre había meditado sobre lo sucedido y se sentía culpable. Tal vez su hijo quería comprar algo. En fin, queriendo descargar su conciencia se asomó al cuarto de su hijo.

¿Duermes hijo? —preguntó el padre. —No, papi, dime —contestó semi-dormido.

Aquí tienes el dinero que me pediste res-pondió el padre. —Gracias papi, contestó con alegría el pe-queño.

Y metiendo su manito bajo la almohada sacó otros billetes. —Papi, ahora ya lo completé todo: tengo los $10.000.

¿Me podrías vender una hora de tu tiempo? 

—-

Disfrutemos cada momento de nuestras vidas a esos pequeños que solo quieren jugar y tener la presencia de los padres, su mundo eres tú, de ustedes aprenden y sobre todo .. son una imagen a seguir.

Si tienes tiempo de ir a tomar o divertirte con los cuates, si tienes tiempo para ir de compras con las amigas (en el caso de las mujeres), ¿por que no tener tiempo para jugar o pasar un buen rato con tus propios hijos?

Anuncios

Deja una opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s